Dequevalapeli.com

Tragedia muy muy íntima (1951) contada por: Dqvlapeli Blog

Sobre la película

Tragedia muy muy íntima

ESPAÑA, 1951
IDIOMAS: Español | 12 min. | Blanco / Negro | 1,37:1 Normal

DIRECCIÓN: José María Zabalza
PRODUCCIÓN: IIEC - Instituto de Investigaciones y Experiencias (España)
GUIÓN: José María Zabalza
ARGUMENTO: de un relato de Wenceslao Fernández Flórez
FOTOGRAFÍA: Santiago Moro

SINOPSIS:

Un militar siente necesidades más perentorias que vengar una afrenta a su honor.

GÉNERO: Comedia



CONTADA POR:
Dqvlapeli Blog
Contador de DQVlapeli

Blog

Suburbios (1950) / Tragedia muy muy íntima (1951)

Por Dqvlapeli Blog - De qué va ... - 01/09/2019

Suburbios (José María Zabalza, 1950) / Tragedia muy muy íntima (José María Zabaza, 1951)

El irunés José María Zabalza se traslada a Madrid en 1946 para cursar la carrera de Económicas. Encauzados estos estudios, decide probar suerte en los exámenes de ingreso en la segunda convocatoria del Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas. Zabalza consigue una plaza en la especialidad de Dirección al mismo tiempo que Paulino Garagorri y Esteban Madruga, aunque los cursos que repite coincidirá con Jesús Franco, Juan García Atienza y Ricardo Muñoz Suay.

blog SuburbiosEn segundo curso los alumnos realizan una práctica filmada en 16mm, sin sonido. Zabalza se decide por un tema dramático en el que jugar con todas las posibilidades que le ofrecen la planificación y el montaje analítico. La excusa argumental es el retrato de un hombre (su compañero de Dirección Juan María de Bourio) cuya mujer (la alumna de Interpretación Ofelia Gosálvez) se encuentra gravemente enferma en una vivienda miserable del extrarradio. El hombre se lanza a la calle a fin de buscar el dinero con el que pagar el medicamento con el que salvar la vida de su mujer, pero por el camino se encuentra con un amigo acompañado por dos prostitutas que le invitan a beber. El hombre termina la borrachera derrumbándose ante la puerta de su casa. Cuando entra en ella, ya es tarde. Su mujer ha muerto. Una vecina intenta consolarle, pero otro vecino se burla de él. Horrorizado por su propio comportamiento, el hombre emprende una loca carrera que le conduce hasta un puente, donde se derrumba.

Con una influencia temática evidente del neorrealismo y de la literatura realista contemporánea, Suburbios es, ante todo, un ejercicio formalista. La historia se estructura mediante sendos flashbacks que constituyen sendos bloques narrativos —el planteamiento y el nudo del relato— y a los que accedemos mediante un artificio estandarizado: un primer plano del protagonista sumido en las brumas del recuerdo. Sin embargo, la pobreza de medios hace que esta “brumosidad” no esté resuelta mediante filtros —ni mucho menos efectos de laboratorio, impensables para un ejercicio de este tipo—, sino provocando que una nube de humo pase por delante del objetivo, lo que inicialmente nos lleva a pensar que se ha producido un fuego en alguna parte. Aceptado el “efecto especial”, el espectador puede seguir la historia sin problemas, gracias a la estandarización de este tipo de códigos. Otro efecto al que se recurre es la sobreimpresión del rostro de la moribunda sobre el del protagonista bebiendo. Desenfoques, planos de detalle, insertos —alguno de ellos de carácter abiertamente simbólico, como el del protagonista con una máscara de diablo— constituyen un relato, marrado en ocasiones por exceso de ambición y casi siempre por la limitación de las interprteaciones.

blog Tragedia muy muy ínrtimaEn su siguiente práctica, Tragedia muy… muy íntima, Zabalza opta, en cambio, por la sátira. El cortometraje se confiesa basado “en una idea” de Wenceslao Fernández Flórez aunque desconocemos si se trata de algún relato en concreto o de alguna situación tomada de otra fuente. Desde luego, el espíritu antimilitarista de Fernández Flórez —siempre incómodo para el Régimen— está presente en la tragedia grotesca de un capitán del ejército que, debido a una urgencia mingitoria, se ve imposibilitado para defender su honor cuando se encuentra con su mujer, en su propia casa, en brazos de otro. La institución militar asume la afrenta como propia y expulsa del ejército al marido burlado.

En esta ocasión se trata el desarrollo es lineal, como interesa al ritmo de un relato que va acumulando obstáculos por los que el protagonista no consigue su objetivo, que no es otro que aliviar la vejiga: unos amigos discutidores, una conocida que es una parlanchina inagotable, un superior que le invita a una caña… De nuevo el alcohol tiene un papel de cierto peso en la trama, aunque el humor surge de algunas situaciones: el botón de la guerrera que el capitán le entrega a un pedigüeño como si fuese una limosna para quitárselo de encima, el grifo de la cerveza en el momento en que las ganas de orinar resultan ya incontenibles…

Perfiles relacionados con esta película

José María Zabalza
1928, Irún, Guipúzcoa - 1985, Madrid
España

Escuela de Cine (1947-1974)
1947, Madrid - 1974, Madrid
España

Películas relacionadas

Amanece que no es poco
José Luis Cuerda, 1988
por Juanjo Escribano
La ciudad no es para mí
Pedro Lazaga, 1965
por Francisco Narla
El pisito
Marco Ferreri, 1958
por Santiago Aguilar
El sexto sentido
Nemesio M. Sobrevila, 1929
por Juan Besada
Truman
Cesc Gay, 2015
por Javier Puebla

Guerra Civil (1936-1939)

Películas destacadas

La gran familia
Fernando Palacios, 1962
por Chema Rodríguez-Calderón
Plácido
Luis G. Berlanga, 1961
por Ignacio Elguero

¿ Qué nos cuenta Ignacio del Valle ?

películas (2)

Suscríbete al Boletín

¿Quieres recibir las novedades en tu e-mail?