Dequevalapeli.com

Blog

No quiero perder la honra (1975)

Por Dqvlapeli Blog - De qué va ... - 13/09/2019

No quiero perder la honra (Eugenio Martín, 1975)

blog No quiero perder la honraMás que a la moda del destape, como su titulo parece sugerir, No quiero perder la honra se apunta al ciclo nostálgico de la miseria de la posguerra. Miseria moral que han contado sin falsa moralina, por ejemplo, Rafael Azcona y Pedro Olea en Pim, pam, pum... ¡fuego! (1975), otro título en el que los boleros sentimentales de Bonet de San Pedro forman parte fundamental del ambiente que se quiere presentar. El problema de la película de Eugenio Martín es que se queda en la superficie al narrar simplemente la peripecia sentimental de un patético chulo de putas (José Sacristán) que termina perdidamente enamorado de su inocente prima del pueblo (Ángela Molina). Miguel explota a dos prostitutas -Mariona (Florinda Chico) y Angelines (Josele Román)- que, por edad una, por candidez la otra, no cotizan la mínima. De ahí que Miguel se tenga que ganar la vida con los más diversos oficios. Acude en su ayuda Higinio (Juanito Navarro), un estraperlista que se las sabe todas. Es él quien le recomienda que se traiga a una pueblerina atractiva y sin malear, condiciones que, en primera instancia, cumple a la perfección Isabel, una prima suya que acaba de quedarse huérfana. Pero, colocada en el burdel de Araceli (Laly Soldevila), la chica se empeña en defender su honra a base de trompazos. Miguel se la lleva a vivir con él y la coloca sucesivamente en un cabaret y en un teatro de revista, convencido por Higinio de que tarde o temprano terminará cayendo y se convertirá en una mina de oro. Para conseguir el permiso marital que le permita ejercer de vedette, dado que es menor, entre ambos planearán un matrimonio de conveniencia con un ancianito diabético (Luis Barbero) al que luego suministran una dosis letal de pasteles... con la aquiescencia del buen hombre, claro. Pero las sucesivas peripecias llevan a Miguel al calabozo e Isabel desaparece mientras tanto. Sólo entonces se dará cuenta Miguel de que su amor por Isabel le va a obligar a sentar la cabeza.

Por el camino, apuntes de ambiente razonablemente sórdidos, alguna situación alrededor de Isabel que pone a prueba la suspensión de credibilidad por parte del espectador, melodías nostálgicas y varias secuencias de voluntarioso slapstick.

escribe tu comentario

Para comentar este artículo tienes que estar identificado.

Categorias

Mirándonos el ombligo
8 artículos
Del anaquel
16 artículos
En la Red
9 artículos
Archivos
6 artículos
Perfiles
4 artículos
Temas
8 artículos
Novedades
13 artículos
De qué va ...
1116 artículos

Libros de cine en ConoceralAutor.es

El cine español
Vicente J. Benet
Ediciones Paidós, 2013
Del papel al plano
Rafael R. Tranche
Alianza, 2015
Cine y Guerra Civil española
Vicente Sánchez-Biosca
Alianza, 2006
El sexo que habla
Jordi Costa
Aguilar, 2006

Películas destacadas

La ciénaga
Lucrecia Martel, 2000
por Khédija Gadhoum
Amanece que no es poco
José Luis Cuerda, 1988
por Carlos Álvarez Méndez

Películas por idiomas

Películas por país

¿ Qué nos cuenta Jesús Ruíz Mantilla ?

películas (1)

Hoy en ConoceralAutor.es

Elixir 19 en el Jardin de la Trinidad
Manuel Gómez Anuarbe
Narrativa
Cuadernos del laberinto, 2020