Dequevalapeli.com

Truhanes de honor (1950) contada por: Dqvlapeli Blog

Sobre la película

Truhanes de honor

ESPAÑA, 1950
IDIOMAS: Español | 90 min. | Blanco / Negro | 1,37:1 Normal

DIRECCIÓN: Eduardo García Maroto
PRODUCCIÓN: Cooperativa del Cinema Madrid (España)
INTÉRPRETES: José Bódalo, Gustavo Re, Antonio Almorós, Teófilo Palou, Manuel Arb , Emilio Santiago, Francisco Bernal, Emma Penella, Francisco Pierrá
GUIÓN: Jaime G. Herranz
FOTOGRAFÍA: Juan Mariné, Carlos Pahissa
MÚSICA: Jesús García Leoz

SINOPSIS:

Un hombre cree haber matado a otro y se alista en la Legión. Pero el destino hace que se encuentre en África, en su misma bandera, con el supuesto finado.

GÉNERO: Drama



CONTADA POR:
Dqvlapeli Blog
Contador de DQVlapeli

Blog

Truhanes de honor (1950)

Por Dqvlapeli Blog - De qué va ... - 15/05/2018

Truhanes de honor (Eduardo García Maroto, 1950)

Truhanes de honor resulta tan extraña en cuanto jugada comercial por parte de Eduardo García Maroto como desde el punto de vista dramatico.

blog Truhanes de honorEl guión de Jaime García Herranz, también responsable literario de ¡A mí la legión! (1942) y Misión blanca (1946), parecía garantizar la aquiescencia de las autoridades militares y administrativas e invitaba a pensar en una buena clasificación oficial que sirviera para apuntalar la situación financiera de la Cooperativa del Cinema de Madrid, seriamente perjudicada desde su nacimiento por el incendio de los laboratorios Madrid Film donde se guardaban los negativos de las películas republicanas de Maroto y el negativo virgen con el que se iba a filmar Truhanes de honor.

La película se rueda en el cuartel de la Legión de Dar Riffien, pero cuando el general mutilado Millán Astray la ve, decide que hasta el titulo es inconveniente, que los caballeros legionarios nunca pueden ser tildados de “truhanes”. Claro que, el argumento invitaba al retruécano. Carlos (Antonio Almorós) está bastante enmadrado, pero es un empleado modelo, con una carrera prometedora en una importante compañía. Sin embargo, ha autorizado ciertas salidas de dinero a nombre del consejero Gomané (José Bódalo), que éste ha defraudado a la empresa. Despedido y cubierto de oprobio, Carlos encuentra una pistola y decide buscar al verdadero culpable para obligarle a decir la verdad. Sin embargo, las cosas se tuercen. Carlos dispara. El otro cae al mar. Creyéndose un asesino, Carlos escribe a su madre pidiéndole perdón y diciéndole que se marcha al extranjero.

Su refugio es la Legión, donde se encuentra con Gomané, que no murió y también se ha alistado para huir de la justicia. El comandante (Teófilo Palou) se da cuenta en seguida de que entre ellos existe un encono antiguo, que choca con el código de honor de los legionarios, uno de cuyos puntos proclama la hermandad de todos ellos, independientemente de lo que haya ocurrido antes de su ingreso en la Legión. Carlos hace amistad con Lodiwick (Gustavo Re), un gorrón del que todos se burlan, pero que resulta ser el mejor carterista de Europa. Tras una serie de dramáticos incidentes, los tres regresan a Europa y asumen sus respectivos destinos. Pero, desde el punto de vista de construcción dramática, la cinta resiente de la ausencia de Carlos durante todo el último acto, que tiene lugar en Londres, de modo que todo el argumento parece girar, a tenor de su desenlace, en torno a la expiación de la culpa de Gomané, circunstancia ésta totalmente inesperada en la evolución de dicho personaje y que, de paso, nos hurta el reencuentro del falso culpable con su madre.

Quizás una copia en condiciones permitiera apreciar los valores plásticos de la fotografía de Carlos Pahissa en exteriores –Juan Mariné firma los interiores-. Las escenas del desembarco de armas en la playa y el fusilamiento al amanecer permiten vislumbrar alguno de los méritos que pudiera tener la película en este campo. En cambio, las escenas cómicas, en las que Maroto se sintió siempre más cómodo que en las de corte heroico, carecen de la destreza en la construcción humorística presumible en el director.

Otras películas de Eduardo García Maroto


por Vicente J. Benet

Los cuatro robinsones
Eduardo García Maroto
Comedia, España, 1939

Películas relacionadas

Los cuatro robinsones
Eduardo García Maroto, 1939
por Vicente J. Benet
Havanera 1820
Antoni Verdaguer, 1992
por Montserrat Suañez
Vivir es fácil con los ojos cerrados
David Trueba, 2013
por Juan Luis Bedins
El jardín de las delicias
Carlos Saura, 1970
por José Manuel Fernández Argüelles
También la lluvia
Icíar Bollaín, 2010
por Benjamín Prado

Guerra Civil (1936-1939)

Películas destacadas

No desearás al vecino del quinto
Ramón Fernández, 1970
por Rafael Reig
Los santos inocentes
Mario Camus, 1984
por Ana Alcolea

¿ Qué nos cuenta Fernando Olmeda ?

películas (1)

Suscríbete al Boletín

¿Quieres recibir las novedades en tu e-mail?