Dequevalapeli.com

Lola Montes (1944) contada por: DQVlapeli

Sobre la película

Lola Montes

ESPAÑA, 1944
IDIOMAS: Español | 89 min. | Blanco / Negro | 1,33:1 Mudo

DIRECCIÓN: Antonio Román
PRODUCCIÓN: Alhambra P.C. (España), Astoria Films (España)
INTÉRPRETES: Conchita Montenegro, Luis Prendes, Guillermo marín, Julio rey de las Heras, Carlos Miuñoz, Félix Fernández, Nicolás Perchicot, Ramón Elías, Manuel Kayser, Miguel del Castillo, Santiago Rivero, Luis Latorre, Manuel Requena, Mariano Alcón, Ricardo Calvo
GUIÓN: Francisco Bonmatí de Codecido, Antonio Román, Pedro de Juan, Fernando G. Toledo
FOTOGRAFÍA: Michel Kelber
MÚSICA: Manuel Parada

SINOPSIS:

Después de una carrera triunfal como bailarina, Lola Montes se enfrenta a los estudiantes de Baviera. En realidad, es el peón de intereses ocultos que se han valido de su ambición para sembrar la simiente de la revolución.

GÉNERO: Drama,Política



CONTADA POR:
DQVlapeli
Contador de DQVlapeli

Blog

Lola Montes (1944)

Por Dqvlapeli Blog - De qué va ... - 04/12/2014

Lola Montes (Antonio Román, 1944)

Poseída por una ambición sin límites, la bailarina irlandesa Lola Montes (Conchita Montenegro) rehuye el amor del capitán de la guardia real española Carlos Benjumea (Luis Prendes), para conseguir el éxito en Europa. De este modo termina convirtiendose en la amante del rey de Baviera (Jesús Tordesillas) y excitando los ánimos revolucionarios de los estudiantes de Munich, de los que se aprovecha para sus siniestros propósitos el intrigante Walter (Guillermo Marín).
blog Lola Montes
Conchita Montenegro comenzó a ganarse la vida como bailarina a los 15 años y fue su preparación en este campo lo que convenció a Jacques de Baroncelli para darle un papel de tanto peso en La femme et le pantin (La mujer y el pelele, 1928). En esta Lola Montes no asistimos a las clases de baile de Pepe Montes, que son fundamentales en la trama; su triunfo europeo son una serie de grabados y nombres de ciudades con unas manos que dibujan arabescos flamencos; su baile ante la corte de Baviera es una sombra proyectada contra el trono. Hay, por lo tanto, una elección estilística consciente, por parte de Román que forma parte de la operación divística que constituye toda la película.

Román, que ya había trabajado con la actriz en el melodrama patriótico Boda en el infierno (1942), no se para en barras y compone imágenes de calado mítico.
Los títulos de crédito atribuyen el diseño del vestuario de la actriz a Cristóbal Balenciaga, paisano de la Montenegro y afincado por entonces en Francia. En la escena del baile de disfraces, Lola Montes se disfraza de Conchita Montenegro y ocupa el centro geométrico del cuadro en el que todo París la aclama. Mucho hay del barroquismo con el que von Sternberg envuelve a Marlene Dietrich en su nueva versión de La mujer y el pelele, The Devil is a Woman (El diablo es una mujer, 1935). Y la escena en la que los estudiantes rompen el espejo de la casa de la bailarina y ella toma uno de los pedazos rotos para componer su tocado revela una lectura atenta de Dishonored (Fatalidad, 1931), por ejemplo. Así que su alusión a la Dietrich no es en absoluto ociosa.

Tampoco debemos obviar que el proyecto inicial contemplaba a Imperio Argentina como protagonista, lo que hubiera dado lugar a una película totalmente distinta. De hecho, este era el argumento que Goebbels y Hitler propusieron a Florián Rey e Imperio Argentina cuando llegaron a Alemania en 1937. Pretendían los alemanes una actualización en la que el joven estudiante revolucionario perteneciera a las Juventudes Hitlerianas. La ambigüedad ideológica preside esta adaptación de 1944, cuando el rumbo de la II Guerra Mundial ha variado sustancialmente. De ahí la presencia de los personajes interpretados por Luis Prendes y Manuel Kayser. Un militar español y un cura católico son las piezas claves en la resolución de la película que propone así un trayecto de arrepentimiento y redención que la propia actriz consuma en la vida real con su matrimonio con el falangista Ricardo Giménez Arnau y su retirada del mundo del espectáculo. También Concepción Andrés Picado -su nombre real- había sido una ambiciosa bailarina que había conseguido labrarse un camino de triunfo en el mundo del espectáculo, pero, en abierta contradicción con la historia e, incluso, con la leyenda, la cinta finaliza con la protagonista hincada de hinojos ante un altar y renunciando al militar español que ha sido su único amor verdadero.

La retirada de Conchita Montenegro ha sido comparada a menudo con la de Greta Garbo. Algo hay también en la biografía imaginaria que es Lola Montes de Queen Christina (La reina Cristina de Suecia, Rouben Mamoulian, 1933). Son estas sustanciaciones delirantes de la imagen de su estrella lo que ha perdurado en el tiempo.

Otras películas de Antonio Román


por Santiago Lorenzo

Los últimos de Filipinas
Antonio Román
Bélico, España, 1945

Películas relacionadas

Los últimos de Filipinas
Antonio Román, 1945
por Santiago Lorenzo
Tren de sombras
José Luis Guerín, 1997
por Juan Besada
Katmandú, un espejo en el cielo
Iciar Bollain, 2011
por Vicki Subirana
Concursante
Rodrigo Cortés, 2007
por Javier Jorge
La herida
Fernando Franco, 2013
por Pedro Amorós

Guerra Civil (1936-1939)

Películas destacadas

Raza
José Luis Sáenz de Heredia, 1941
por Juanjo de la Iglesia
La estrategia del caracol
Sergio Cabrera, 1993
por Manuel Mejía

¿ Qué nos cuenta Raquel Lanseros ?

películas (1)

Suscríbete al Boletín

¿Quieres recibir las novedades en tu e-mail?