Dequevalapeli.com

Blog

El pirata Bocanegra (1946)

Por Felipe Cabrerizo - De qué va ... - 03/02/2019

El pirata Bocanegra (Ramón Barreiro, 1946)

La comicidad se desborda en El pirata Bocanegra y ello conlleva referencias que, de tratarse de una cinta de otro calibre, muchos no dudarían en calificar pomposamente de metalingüísticas, como la secuencia en la que un marinero dice al pirata Segundo (Xan das Bolas) que se limita a transmitir las órdenes que le han dado para el manejo del barco y éste, irónicamente, le responde: “Vamos, hombre, si estamos en una película de humor. ¿Quién se va a tragar que esto es un barco?”. Y es que, de hecho, la cubierta y la bodega son un decorado teatral y entre una taberna en Isla Jabuga y el palacio del gobernador ya están resueltas todas las escenas de la película, con apenas un par de exteriores. De hecho la película arranca con unas imágenes de la costa cantábrica, que bien podrían ser de archivo y que la voz en off pretende hacer pasar por el Caribe. ¿O no lo pretende siquiera?

blog El pirata BocanegraPodríamos seguir haciendo la arqueología de los gags más afortunados de la cinta, algunos sólo al alcance de los muy iniciados. Como cuando surgen las alusiones galaicas, inevitables al figurar en la cinta un  director pontevedrés y un actor como el inefable Xan das Bolas. En un momento determinado, éste afirma que toda la tripulación es noruega, salvo el capitán y él, que son de Pontevedra, como Cristóbal Colón. Chiste de ida y vuelta porque Pontevedra, cuna de Colón (Enrique Barreiro, 1927) había sido el primer documental dirigido por el hermano del realizador.

Por lo demás, no dejan de aparecer números musicales: la vicetiple que canta la canción de Bocanegra en la taberna de Jabuga ensaya unos anacrónicos pasitos de claqué. En otro, los marineros parecen el coro de Los sobrinos del Capitán Grant. Sousa se resiste a hacer la voz solista, pero sus hombres le animan: “Cántela usted, capitán. Y si le sale mal, que lo doblen”. Y, por supuesto, tampoco faltan los juegos de palabras de doble sentido. Éste, por ejemplo, parece traído de Don Mendo y el asalto al castillo de los Quiñones:

Capitán Sousa.– Hacen falta muchos cañones para hundir a Bocanegra.

Plim.– ¡Capitán Sousa! ¿Qué debo entender con esa maliciosa observación?

A pesar del subrayado, la censura no debió de darse por aludida. Y en fin, cuando aparece el cartelito de “The End”, el capitán Bocanegra comparece de nuevo en pantalla y, con una risotada, explica que esto quiere decir “a otra cosa, mariposa”.

escribe tu comentario

Para comentar este artículo tienes que estar identificado.

Categorias

Mirándonos el ombligo
8 artículos
Del anaquel
16 artículos
En la Red
9 artículos
Archivos
6 artículos
Perfiles
4 artículos
Temas
8 artículos
Novedades
13 artículos
De qué va ...
912 artículos

Libros de cine en ConoceralAutor.es

El mundo es un buñuelo
Santiago Aguilar
Bandaàparte, 2017
Campamento Flipy
Flipy
Espasa, 2010
NO-DO. El tiempo y la memoria
Vicente Sánchez-Biosca
Cátedra / Filmoteca Española, 2006
El sexo que habla
Jordi Costa
Aguilar, 2006

Películas destacadas

María Candelaria
Emilio Indio Fernández, 1943
por Juan Patricio Lombera González
El espíritu de la colmena
Víctor Erice, 1973
por Luis Mateo Díez

Películas por idiomas

aimara | 
català | 
galego | 

Películas por país

¿ Qué nos cuenta Rafael Balanzá ?

películas (1)

Hoy en ConoceralAutor.es

Los enemigos del traductor
Amelia Pérez de Villar
Ensayo
Forcola, 2019

Próximamente

  1. Los amantes del círculo polar.
    Julio Medem, 1998
    contada por Jesús Muñoz Morcillo.
  1. Los peces rojos.
    José Antonio Nieves Conde, 1955
    contada por Héctor Puertas Castro.
  1. Todos lo saben.
    Asghar Farhadi, 2019
    contada por Juan Pablo Zapater.