Dequevalapeli.com

Blog

¡A mí no me mire usted! (1941)

Por Dqvlapeli Blog - De qué va ... - 06/04/2018

¡A mí no me mire usted! (José Luis Sáenz de Heredia, 1941)

Los alumnos de don Anselmo Carranque (Valeriano León), modestísimo y bajito maestro rural, cantan las lecciones que da gusto. Él lo atribuye a su método mnemotécnico de impartir las clases de Geografía, Historia o Aritmética en verso, pero la realidad es muy otra. Porque la mirada de don Anselmo posee un poder hipnótico inconsciente e incontrolado, que hace que los niños, en su presencia, repitan lo que únicamente está en la cabeza del maestro y, una vez fuera de su radio de acción, sean más borricos que sus padres, que ya es decir.

blog ¡A mí no me mire usted!Ante las quejas de los lugareños, el alcalde del pueblo (Manuel Arbó), habituado a los métodos caciquiles lo pone de patitas en la calle. Pero quiere la casualidad que ese mismo día le llegue al maestrito la noticia de que ha heredado a un rico pariente estadounidense. Eso le va a permitir poner en marcha el acariciado proyecto de un grupo escolar con toda clase de lujos que llevará por nombre el de la maestra del grupo de niñas (Rosita Yarza), de la cual está irremediablemente enamorado.

Sin embargo, al desembarcar en el continente americano, se encuentra con que la herencia son dos palmos de tierra baldía. Por suerte, también se topa con un paisano llamado Viriato Garrido (Fernando Freire de Andrade), médium y converso de la agresiva publicidad al modo estadounidense. Garrido le propone entonces a don Anselmo un  lucrativo negocio: usar sus poderes para que líderes mediales, capitanes de la industria y célebres tenores, vean alterados sus protocolarios decursos e, incluso, un aria de Rigoletto, por eslóganes publicitarios que logran récords de difusión para las marcas patrocinadoras.

Por sus escenarios internacionales y temática cuasifantástica ¡A mí no me mire usted! se podría encuadrar en una veta de comedias excéntricas que menudearon en la posguerra. Sin embargo, la derrota vital del protagonista y los restruécanos verbales nos remiten a la tragedia grotesca arnichesca, un género escnénico en el que que Valeriano León era un auténtico especialista. De la colisión entre estos dos mundos surge un producto híbrido, ayuno de marcas temporales, por cuanto muestra una España atrasada, inculta y caciquil ajena por completo a la propaganda elaborada desde el Nuevo Estado a la que el propio Sáenz de Heredia contribuiría inmediatamente después con la dirección de Raza (1941), cuyo guión escribió Franco.

escribe tu comentario

Para comentar este artículo tienes que estar identificado.

Categorias

Mirándonos el ombligo
8 artículos
Del anaquel
16 artículos
En la Red
8 artículos
Archivos
6 artículos
Perfiles
4 artículos
Temas
8 artículos
Novedades
13 artículos
De qué va ...
749 artículos

Libros de cine en ConoceralAutor.es

NO-DO. El tiempo y la memoria
Vicente Sánchez-Biosca
Cátedra / Filmoteca Española, 2006
El Cid
Manuel Hidalgo
Gedisa, 2006
El mundo es un buñuelo
Santiago Aguilar
Bandaàparte, 2017

Películas destacadas

El laberinto del fauno
Guillermo del Toro, 2006
por Laura Lopez Alfranca
La soledad
Jaime Rosales, 2007
por Nicolás Melini

Películas por idiomas

aimara | 
català | 
galego | 

Películas por país

¿ Qué nos cuenta Andrés Sorel ?

películas (1)

Próximamente

  1. El trópico y el fuego de Damian Patón.
    Novela. Exitbooks, 2017.
  1. Memorias de un violador de Mikel Goldstain .
    Narrativa. Serial Ediciones, 2018.

Hoy en ConoceralAutor.es

Cumbre Mundial
Jorge Jimeno
Humor
Ediciones Irreverentes, 2018