Dequevalapeli.com

Blog

Malvaloca (1926) / Malvaloca (1942) / Malvaloca 1954)

Por Dqvlapeli Blog - De qué va ... - 10/07/2017

Malvaloca (Benito Perojo, 1926) / Malvaloca (Luis Marquina, 1942) / Malvaloca (Ramón Torrado, 1954)

De Malvaloca, drama de ambiente andaluz de los hermanos Álvarez Quintero estrenado en 1912, se han rodado tres versiones. En esta ocasión, al contrario que en otros sainetes de los comediógrafos sevillanos, el humor recae en los personajes secundarios y la trama se centra en una joven que "se echa a la vida". Malvalocaes la mantenida de un canalla simpático, Salvador, y se enamora de un hombre recto y honrado, Leonardo. Hay un paralelismo alegórico entre la mujer caída que lucha por la redención y una campana que los dos hombres de su vida, socios en una fundación, deben volver a fundir. Se ilustra de este modo la copla que dio lugar al argumento: “Meresía esta serrana / que la fundieran de nuevo / como funden las campanas”.

blog MalvalocaLa primera fue la de Perojo, rodada en buena parte en localizaciones naturales en Málaga y con un largo prólogo en el que se relata la caída de Malvaloca (Lidia Gutiérrez) y el nacimiento de una hija de padre desconocido que no volverá a aparecer en ninguna de las otras adaptaciones postbélicas. Perojo se ciñe a los códigos del silente aunque, como en otras ocasiones, hace uso de recursos como la cámara subjetiva en una escena de hondo dramatismo en la que el padre, borracho, deja aflorar sus deseos incestuosos. De este modo, se justifica la entrega de la chica a quien la deja abandonada con “el fruto del pecado” y que se habá ofrecido a sacarla de aquella casa.

La fundición de la campana y los enfrentamientos entre el asturiano Leonardo (Manuel San German) y el andaluz Salvador (Javier de Rivera) culminan en una procesión religiosa durante la que la hermana de Leonardo (Florencia Bécquer) acepta a Malvaloca y Salvador decide abandonar Las Canteras para que su presencia no obstaculice el amor sincero entre dos personas a las que estima. Si la escena climática procesión supone un “tour de force” de planificación y montaje, no lo es menos el alarde espectacular que supone la recreación de un breve episodio de la guerra de Marruecos integrado en el relato a modo de flashback cuando una madre entrega en la fundición las medallas ganadas por su hijo fallecido. El desastre de Annual aún estaba muy presente en el ánimo de los españoles y, sin duda, esta secuencia debió causar honda impresión entre los espectadores de la época.

blog MalvalocaDe la versión de Luis Marquina lo más interesante es el trabajo del trío protagonista, con una muy sólida interpretación de Amparito Rivelles que contaba sólo dieciséis o diecisiete años cuando rodó la película y debía encarnar a la experimentada amante que se ha dejado llevar por las pasiones hasta que encuentra el amor verdadero. Pero los insertos documentales del trabajo en la fundición no terminan de integrarse en el desarrollo de la trama y el personaje cómico interpretado por el gran Freyre de Andrade –Joaquín Carrasco en la versión de 1926 y Miguel Ligero en la de 1954- resulta excesivamente antipático. El galán por antonomasia del cine español de estos años, Alfredo Mayo, encarna al adusto y trabajador Leonardo y el sevillano Manuel Luna al trueno Salvador.

blog MalvalocaEl protagonismo de Paquita Rico en la versión de 1954 enfila irremediablemente el drama por el carril de la españolada. Para ello, Torrado prescinde de todo prólogo. Malvaloca (Paquita Rico) trabaja en el café cantante de su antiguo protector (Arturo Marín) y es ella quien se encuentra con Leonardo (Peter Damon) en el tren, cuando se entera de que Salvador (Emilio Segura) ha resultado herido en la fundición. Además, éste convalece en el convento, al cuidado de la hermana Piedad (Lina Yegros), que será quien finalmente salve a Malvaloca del suicidio en un clímax religioso que Torrado ya había empleado en Mar abierto (Ramón Torrado, 1946).

blog MalvalocaEste final de drama romántico supone la culminación de un trayecto en el que, al margen de otras soluciones convencionales, el personaje femenino asume por primera vez la posición de sujeto activo en la relación con Leonardo, como demuestra su reacción cuando éste le desea castamente buenas noches una vez la ha llevado a la casa de Teresona (Rosario Royo) ante el escándalo de las vecinas criticonas.

Como en casi todas las películas de Torrado la comedia descansa una vez más en los personajes secundarios –la pareja Miguel Ligero / Antonio Riquelme, el inevitable Xan das Bolas- en tanto que los protagonistas hacen suyas las leyes del melodrama.

escribe tu comentario

Para comentar este artículo tienes que estar identificado.

Categorias

Mirándonos el ombligo
8 artículos
Del anaquel
16 artículos
En la Red
8 artículos
Archivos
6 artículos
Perfiles
4 artículos
Temas
8 artículos
Novedades
13 artículos
De qué va ...
533 artículos

Libros de cine en ConoceralAutor.es

¿Qué debes saber para parecer un cinéfilo?
Jesús Palacios
Espasa, 2006
El pasado es el destino
Rafael R. Tranche
Cátedra, 2011
NO-DO. El tiempo y la memoria
Vicente Sánchez-Biosca
Cátedra / Filmoteca Española, 2006
Del papel al plano
Rafael R. Tranche
Alianza, 2015

Se busca contador

Cuentos inmorales
Francisco Lombardi, Augusto Tamayo, José Carlos Huayhuaca. José Luis Flores, 1978
Se busca contador
Raíces de piedra
José María Arzuaga, 1963
Se busca contador
El triángulo del lago
Mauricio Calderón, 2000
Se busca contador

Películas destacadas

A canção de Lisboa
José Cottinelli Telmo, 1933
por Luis Miguel Rocha
Brigada criminal
Ignacio F. Iquino, 1950
por Felipe Cabrerizo

Películas por idiomas

aimara | 
català | 
galego | 

Películas por país

¿ Qué nos cuenta Mariana Pesci ?

películas (1)

Hoy en ConoceralAutor.es

Mujer y niña
Mariví García Gallego
Poesía
Cuadernos del laberinto, 2017

Próximamente

  1. Los cronocrímenes.
    Nacho Vigalondo, 2006
    contada por Carlos Ceruelo.
  1. Es por tu bien.
    Carlos Therón, 2017
    contada por Mariví García Gallego.
  1. Truman.
    Cesc Gay, 2015
    contada por Iago Chouza.
  1. Tesis.
    Alejandro Amenábar, 1996
    contada por Lorena Tomé Medina.
  1. Un monstruo viene a verme.
    Juan Antonio Bayona, 2016
    contada por Esther Bargach.