Dequevalapeli.com

Blog

La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona (1979)

Por Santiago Aguilar - De qué va ... - 27/10/2017

La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona (Ramón Fernández, 1979)

Es ésta de Ramón Fernandez una película tautológica, que pone en escena la relación del espectador de la Transición con los espectáculos eróticos. La excusa argumental es la correspondencia mantenida entre el académico Camilo José Cela y el poeta y jurisconsulto Alfonso Canales a propósito de un hecho ocurrido en la localidad malagueña de Archidona, cuando una pareja fue acusada de escándalo público al proceder ella a masturbarle durante una revista musical y alcanzar el semen de él distancia y cantidad asombrosas. Dicha correspondencia jocosa, así como la sentencia del juez de Málaga y otra documentación complementaria fue publicada en 1977 en la colección de literatura erótica "La Sonrisa Vertical".

blog La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona

A partir de estos antecedentes el guión fabula la llegada de la compañía de revistas de Emilio El Moro a Archidona y las consecuencias que tiene en los mozos del pueblo y en sus novias. Dos parejas sirven de sinécdoque a una sociedad en la que impera la hipocresía. Andrés y Pepe (Paco Algora y Antonio Gamero) y Conchi e Isabel y (Josele Román e Isabel Luque). Éstas atienden como mejor pueden las necesidades de sus novios en tanto se casan. La primera le alivia manualmente en el portal de la casa y la otra se lo lleva de vez en cuando a un paraje solitario cercano. Cuando se enteran de que tienen el plan de irse con las vedettes a correrse una juerga en Torremolinos, la patrona del taller en que trabajan las chicas (Rafael Aparicio) les aconseja que los dejen desfondados antes de la función. Isabel se aplica a ello con fruición y Pepe, que es el responsable del teatro, llega a la hora señalada con un dolor de riñones que es incapaz de nada. Pero Conchi no ha conseguido que Andrés “descargue”. Cada vez que están a punto, alguien les interrumpe. De modo que no le queda otra solución que la masturbación durante el espectáculo. La colosal eyaculación salpica al ciudadano más carca de la localidad (José Ruiz Lifante) y a su señora.

Llegados a este punto –que constituye en buena lógica el esperado clímax por ser los hechos notorios- la película reconstruye la escena que acabamos de ver, pero ahora relatada por una voz que da lectura a la misiva inicial de Alfonso Canales. Interviene entonces el mismísimo Camilo José Cela, de modo que, durante el último acto, podemos contemplar el intercambio de correspondencia y la ilustración más o menos humorística del juicio y de algunas otras intervenciones relacionadas con el evento.

Si la primera parte dibujaba una viñeta cómico-erótica con intención sociológica, la segunda propone la puesta en escena del propio mecanismo de adaptación cinematográfica de la crónica de un suceso veridíco. En él, aparte de la jocosa exaltación patriótica, se pone en solfa el empeño de las autoridades de legislar y controlar lo que “el pueblo llano se pasa justo por la parte de su anatomía cuyo disfrute pretenden prohibirle”. Sin embargo, el epílogo cinematográfico resitúa las cosas en sus justos términos. Conchi y Andrés contraen santo matrimonio con las consiguientes bendiciones para sus efusiones amatorias y acuden al hotel del pueblo a pasar su noche de bodas. Bajo su ventana, el guardia municipal y el sereno (Luis Ciges y Fernando Chinarro) despotrican contra la falta de valores de la juventud y “la ola de erotismo que nos invade”. De pronto, se ven sorprendidos por un auténtico chaparrón de líquido blanco. Salen despavoridos entre las risas de los recién casados, que los han espurriagado con una botella de leche. Las autoridades de las que se ríe Tito Fernández y los espectadores no son la judicatura, ni la jerarquía eclesiástica –que seguro que en esto algo pintaba-, ni siquiera una triste pareja de la benemérita. Los burlados son una modestísima pareja de subalternos del orden, tan “pueblo llano” como los protagonistas del incidente.

escribe tu comentario

Para comentar este artículo tienes que estar identificado.

Categorias

Mirándonos el ombligo
8 artículos
Del anaquel
16 artículos
En la Red
8 artículos
Archivos
6 artículos
Perfiles
4 artículos
Temas
8 artículos
Novedades
13 artículos
De qué va ...
583 artículos

Libros de cine en ConoceralAutor.es

El pasado es el destino
Rafael R. Tranche
Cátedra, 2011
NO-DO. El tiempo y la memoria
Vicente Sánchez-Biosca
Cátedra / Filmoteca Española, 2006
¿Qué debes saber para parecer un cinéfilo?
Jesús Palacios
Espasa, 2006
Alexander Mackendrick
Asier Aranzubia Cob
Cátedra, 2011

Se busca contador

El capitán Veneno
Luis Marquina, 1950
Se busca contador
Cuentos inmorales
Francisco Lombardi, Augusto Tamayo, José Carlos Huayhuaca. José Luis Flores, 1978
Se busca contador
La ciudad oculta
Osvaldo Andéchaga, 1989
Se busca contador

Películas destacadas

Eloísa está debajo de un almendro
Rafael Gil, 1943
por Santiago Aguilar
azuloscurocasinegro
Daniel Sánchez Arévalo, 2006
por Daniel de Vicente

Películas por idiomas

aimara | 
català | 
galego | 

Películas por país

¿ Qué nos cuenta Diego Ameixeiras ?

películas (1)

Próximamente

  1. Recuerdos políticos de Antonio de Oyarzábal.
    Historia. Cuadernos del laberinto, 2017.

Hoy en ConoceralAutor.es

Los dioses carnivoros
Rafael Balanzá
Intriga
Algaida, 2017

Próximamente

  1. La estrategia del caracol.
    Sergio Cabrera, 1993
    contada por Montserrat Cano.
  1. Tristana.
    Luis Buñuel, 1969
    contada por Ernesto Uría.
  1. Tesis.
    Alejandro Amenábar, 1996
    contada por Lorena Tomé Medina.
  1. Los cronocrímenes.
    Nacho Vigalondo, 2006
    contada por Carlos Ceruelo.