Dequevalapeli.com

Blog

El diablo toca la flauta (1954)

Por Dqvlapeli Blog - De qué va ... - 28/11/2017

El diablo toca la flauta (José María Forqué, 1954)

Cuatro historias en las que el diablejo de tercera clase del Negociado de Tentaciones, encarnado por José Luis Ozores, mete la pezuña.

blog El diablo toca la flautaEn la primera, el “pintor genial” Bernaldino (Luis Prendes) decide cavar la tierra de la villa de Solimar para plantar un cuarto ciprés sin cuya presencia la composición del lienzo cojea. De este modo descubre, enterrada, la figurilla de un diablo que toca la flauta. La estatuilla convoca a un músico vagabundo (“Peliche” Ozores) que le pide que vaya a ver al relojero del pueblo (Luis Arroyo), que es el único que puede aclararle las cosas.

De este modo, sin que haya habido tiempo para desarrollar la historia marco más allá de la presentación de su desaforado protagonista, nos embarcamos en la del Gran Momo (Félix Dafauce), habitante de la villa en 1908 e inventor del arma destructiva definitiva, por la que pujan todos los gobiernos del mundo. En el plazo de diez días que los militares tienen para subir sus pujas el Gran Momo visita el museo local –el Palacio de Maricel suburense para el exterior y el Cau Ferrat para el interior- y allí es donde descubre la figurilla de alabastro y se entera de la leyenda de que su artífice fue el mismísimo Belcebú. Como en El diablo en la botella, de Robert Louis Stevenson, su propietario podrá conseguir cuanto se le antoje. La ambición del Gran Momo es conocer su porvenir y cómo y dónde sucederá su muerte. Momo renuncia a su invento y arooja la figurilla al pozo.

La historia de cómo salió de allí tiene que ver con un matrimonio alojado en la villa. Ella (Carmen Vázquez Vigo, la mujer de Forqué) y él (Antonio Garisa) se llevan a matar… pero no pueden vivir el uno sin el otro. Episodio, por tanto, encuadrable en la guerra de sexos.

Lucifer (Luis Orduña) decide conceder una última oportunidad al Mefistófeles flautista. Su objetivo es la vanidad de Pablo (Ricardo Acero), el hijo del jardinero de la villa (José María Prada). Nada más fácil que hacer que rescate a una mujer de morir ahogada y la apócrifa Asociación Filantrópica Internacional le conceda una medalla al heroísmo. En realidad, se trata de una ocasión para hacer negocios a costa de unos terrenos de don Cosme (Manolo Morán) y para que el secretario (Antonio Ozores) rebañe comisiones de cuanto encargo pasa por sus manos. Pablo vuelve desengañado a Solimar, a la vida mediocre junto a su noviecita (Irán Eory).

Es entonces cuando Bernaldino le cuenta al diablillo la historia de su fracaso como artista, el porqué se ha convertido en un payaso.

El diablo toca la flauta es una de las primeras películas de José María Forqué con ese toque de comedia fantástico-moralista que tanto se prodigó en aquellos años -véase Faustina, de Sáenz de Heredia-, aunque la influencia más notable sea la de las cintas de episodios encadenados de Duvivier, de Carnet de bal (Carnet de baile, 1937) a Flesh and Fantasy (Al margen de la vida, 1943) o la producción Ealing Dead of Night (Al morir la noche, 1945).

Lo mejor, la complicidad de Gila y Peliche Ozores en la escena del averno, donde las recomedaciones están tan a la orden del día como en el mundo común. Los figurines son obra de José Luis López Vázquez, que fue cocinero antes –y al mismo tiempo- que fraile.

escribe tu comentario

Para comentar este artículo tienes que estar identificado.

Categorias

Mirándonos el ombligo
8 artículos
Del anaquel
16 artículos
En la Red
8 artículos
Archivos
6 artículos
Perfiles
4 artículos
Temas
8 artículos
Novedades
13 artículos
De qué va ...
734 artículos

Libros de cine en ConoceralAutor.es

Cine y Guerra Civil española
Vicente Sánchez-Biosca
Alianza, 2006
Edgar Neville
Santiago Aguilar
Filmoteca Española, 2002
Alégrame el día
Jesús Palacios
Espasa, 2007
Comedia cinematográfica española
Álvaro del Amo
Cuadernos Diálogo, 1975

Películas destacadas

Amanece que no es poco
José Luis Cuerda, 1988
por Juanjo Escribano
Historias de la radio
José Luis Sáenz de Heredia, 1955
por Antonio Gómez Montejano

Películas por idiomas

aimara | 
català | 
galego | 

Películas por país

¿ Qué nos cuenta Santiago Aguilar ?

películas (31)

Hoy en ConoceralAutor.es

Versos que un día escribí desnudo
José Manuel Lucía Megias
Poesía
Bala Perdida, 2018