Dequevalapeli.com

Blog

De espaldas a la puerta (1959)

Por Circo Méliès - De qué va ... - 01/12/2017

De espaldas a la puerta (José María Forqué, 1959)

Patricia (Elisa Loti) no se llama Patricia; se llama María. Claro que si en su pueblo se enteraran de a qué se dedica… Ella quería ser artista. Bailarina. Un día se escapó de casa y se enroló en un espectáculo de variedades itinerante. Figúrense una de esas carpas tipo la del Teatro Chino de Manolita Chen. Lo que no se imaginan ustedes es cómo se llamaba la revista en la que actuaba Patricia en la España de 1958… “Lluvia de oro”. Como lo oyen.

Total que se vino a Madrid, a “La Ratonera de Oro”, un club que regenta con mano de hierro doña Luisa (Irene López Heredia), vieja, seca y coja como ella sola. Las lecciones se aprenden el primer día: hay que bailar una coreografía contemporánea, pero también hay que alternar con los clientes, hacerles consumir y tenerlos contentos. Además hay que esquivar a las compañeras con más callo. Lola (Emma Penella) es de las que no pasan una. Bueno, pues en esta su primera noche de alterne, Patricia es apuñalada. Un policía escéptico (Luis Prendes) y su ayudante (José Luis López Vázquez) deben esclarecer el caso mientras la chica permanece entre la vida y la muerte. Una pirueta dramática obliga a que toda la acción tenga lugar en el club a lo largo de la noche. Interrogatorios, vueltas atrás en el tiempo, coartadas que el inspector desarma… Ya conocen ustedes el percal, que para eso son lectores fieles de Agatha Christie. Forqué se maneja con soltura en este proyecto heredado de Ladislao Vajda. Buena prueba de ello es una reconstrucción plena de suspense al ritmo del taconeo de La Chunga.

Pero si estamos aquí es por “El Fantasías”. Ramón “El Fantasías” (Luis Peña), estafador profesional y granuja de medio pelo. Luis Peña, que había sido galán heroico en la posguerra, realiza durante estos años un buen puñado de papeles de composición con una hondura aprendida probablemente en las tablas. Este tipo patético que suplica, negocia, se escabulle, trapichea incluso con la policía, se humilla, chivatea y es capaz de gastarse seis mil pesetas con las chicas, es el personaje más verdadero de todo el reparto. ¿Saben ustedes cuál ha sido su última hazaña? Le ha vendido dos leones de segunda doma al domador del Circo Americano, que estaba en un apuro. Claro que los leones no eran suyos, si no del Circo Price. Pecata minuta. Pues un delito así se paga con tres años de cárcel, que lo sepan.

Circo Méliès

escribe tu comentario

Para comentar este artículo tienes que estar identificado.

Categorias

Mirándonos el ombligo
8 artículos
Del anaquel
16 artículos
En la Red
8 artículos
Archivos
6 artículos
Perfiles
4 artículos
Temas
8 artículos
Novedades
13 artículos
De qué va ...
592 artículos

Libros de cine en ConoceralAutor.es

El pasado es el destino
Rafael R. Tranche
Cátedra, 2011
NO-DO. El tiempo y la memoria
Vicente Sánchez-Biosca
Cátedra / Filmoteca Española, 2006
¿Qué debes saber para parecer un cinéfilo?
Jesús Palacios
Espasa, 2006
Alexander Mackendrick
Asier Aranzubia Cob
Cátedra, 2011

Se busca contador

El capitán Veneno
Luis Marquina, 1950
Se busca contador
Cuentos inmorales
Francisco Lombardi, Augusto Tamayo, José Carlos Huayhuaca. José Luis Flores, 1978
Se busca contador
La ciudad oculta
Osvaldo Andéchaga, 1989
Se busca contador

Películas destacadas

Eloísa está debajo de un almendro
Rafael Gil, 1943
por Santiago Aguilar
azuloscurocasinegro
Daniel Sánchez Arévalo, 2006
por Daniel de Vicente

Películas por idiomas

aimara | 
català | 
galego | 

Películas por país

¿ Qué nos cuenta Diego Ameixeiras ?

películas (1)

Próximamente

  1. El abrevadero de los dinosaurios de Daína Chaviano.
    Ciencia ficción. Huso, 2017.
  1. Extraños testimonios de Daína Chaviano.
    Fantástico. Huso, 2017.

Hoy en ConoceralAutor.es

Los dioses carnivoros
Rafael Balanzá
Intriga
Algaida, 2017

Próximamente

  1. La estrategia del caracol.
    Sergio Cabrera, 1993
    contada por Montserrat Cano.
  1. Tristana.
    Luis Buñuel, 1969
    contada por Ernesto Uría.
  1. Tesis.
    Alejandro Amenábar, 1996
    contada por Lorena Tomé Medina.
  1. Los cronocrímenes.
    Nacho Vigalondo, 2006
    contada por Carlos Ceruelo.