Dequevalapeli.com

Blog

Caperucita y roja (1976)

Por Dqvlapeli Blog - De qué va ... - 01/01/2018

Caperucita y roja (Luis Revenga y Aitor Goiricelaya, 1976)

En 1972, en pleno boom del café-teatro, Aitor Goiricelaya, Fernando Albares y Moncho Aguirre estrenan en King Boite, en los bajos del hotel que había en el número 34 de la Gran Vía con vuelta a la calle Mesonero Romanos, un “cuento musical para mayores” titulado ¿Quién teme al lobo feroz? Erotismo y la sátira social que entonces pudiera admitirse eran los dos ingredientes principales de la obrita, cuyo reparto componían Pedro Pardo, Rosa Albares, Amelia Aparicio y Pilar Bardem.

blog Caperucita y rojaLa propuesta debió de parecerle suficientemente atractiva a Luis Revenga, antiguo alumno de la Escuela Oficial de Cinematografía con un par de largometrajes casi invisibles en su haber, que se embarcó en la adaptación con Goiricelaya. Juntos alumbraron un guión al que se le ven las costuras.

Por una parte está el cuento de Perrault pervertido con alusiones procaces y canciones que lo acercan a un cabaret cuyo modelo no está, desde luego, en la república de Weymar. Pilar Bardem retoma el papel de “La Lechuza”, que ya interpretara en el escenario, una vieja vedete venida a menos, que ahora vende tabaco y cerillas a los jóvenes que acuden a un club y acallan sus canciones ajadas con el sonido del juke box. Patxi Andión, como el fugitivo Juan Lobo, y Esperanza Roy, como la abuelita de Caperucita, también cantan, aunque sólo la segunda muestra aptitudes de saber qué está haciendo en una comedia musical. Completan el reparto principal una Victoria Abril debutante en el cine, con su caperuza roja y su minifalda, y May Heatherly, como la madre.

En paralelo, se desarrolla la trama del síndico (Sonio), gerifalte de apenas un metro de estatura en esta barriada suburbial –“distrito municipal y extrarradial”, prefiere llamarlo él- que es el pueblecito donde se desarrolla la fábula. Con una fuerza policial cuajada de ineptos –entre ellos, Honorio (Pedro Valentín), el prometido que la madre de Caperucita desea para su hija-, la dueña del prostíbulo como confidente, un cuervo parlanchín en el capó del coche oficial y una rara habilidad para caer en charcos que le cubren hasta la cintura en los momentos más solemnes, el personaje asume en todo momento su condición de caricatura del dictador recién fallecido.

Lástima que el guión, el montaje y la elección de Patxi Andión lastren gravemente el resultado final.

escribe tu comentario

Para comentar este artículo tienes que estar identificado.

Categorias

Mirándonos el ombligo
8 artículos
Del anaquel
16 artículos
En la Red
8 artículos
Archivos
6 artículos
Perfiles
4 artículos
Temas
8 artículos
Novedades
13 artículos
De qué va ...
620 artículos

Libros de cine en ConoceralAutor.es

El pasado es el destino
Rafael R. Tranche
Cátedra, 2011
NO-DO. El tiempo y la memoria
Vicente Sánchez-Biosca
Cátedra / Filmoteca Española, 2006
¿Qué debes saber para parecer un cinéfilo?
Jesús Palacios
Espasa, 2006
Alexander Mackendrick
Asier Aranzubia Cob
Cátedra, 2011

Se busca contador

El capitán Veneno
Luis Marquina, 1950
Se busca contador
Cuentos inmorales
Francisco Lombardi, Augusto Tamayo, José Carlos Huayhuaca. José Luis Flores, 1978
Se busca contador
La ciudad oculta
Osvaldo Andéchaga, 1989
Se busca contador

Películas destacadas

Eloísa está debajo de un almendro
Rafael Gil, 1943
por Santiago Aguilar
azuloscurocasinegro
Daniel Sánchez Arévalo, 2006
por Daniel de Vicente

Películas por idiomas

aimara | 
català | 
galego | 

Películas por país

¿ Qué nos cuenta Diego Ameixeiras ?

películas (1)

Próximamente

  1. Extraños testimonios de Daína Chaviano.
    Fantástico. Huso, 2017.
  1. Teatro con hormonas de Juan José Severo Huertas.
    Teatro. Ediciones Irreverentes, 2017.

Hoy en ConoceralAutor.es

Los dioses carnivoros
Rafael Balanzá
Intriga
Algaida, 2017

Próximamente

  1. La estrategia del caracol.
    Sergio Cabrera, 1993
    contada por Montserrat Cano.
  1. Tristana.
    Luis Buñuel, 1969
    contada por Ernesto Uría.
  1. Tesis.
    Alejandro Amenábar, 1996
    contada por Lorena Tomé Medina.
  1. Los cronocrímenes.
    Nacho Vigalondo, 2006
    contada por Carlos Ceruelo.